Intervención de FUCEB en 9º Congreso Internacional de Salud Pública y Desarrollo: Visiones y Alternativas

Intervención de FUCEB en 9º Congreso Internacional de Salud Pública y Desarrollo: Visiones y Alternativas

Nubia Leonor Posada González representó a FUCEB como Presidente, en el 9º Congreso Internacional de Salud Pública y Desarrollo: Visiones y Alternativas, organizado por la Facultad Nacional de Salud Pública de la Universidad de Antioquia, el 20 de agosto en Hotel intercontinental de Medellín, Colombia. 

Las diapositivas de su presentación están al acceso en http://saludpublicavirtual.udea.edu.co/spv/images/memosalas/d2s3p1s1.pdf

El texto completo de la intervención está en

http://saludpublicavirtual.udea.edu.co/spv/images/memosalas/d2s3p3s1.pdf

 

 

Nubia Posada con Maria del Socorro López,  Epidemióloga, en el 9º Congreso Internacional de Salud Pública

Nubia Posada con Maria del Socorro López, Epidemióloga, en el 9º Congreso Internacional de Salud Pública

La Dra. Posada explicó el proceso constitutivo de un nuevo ser humano y las pruebas de la existencia de la realidad espiritual de cada miembro de nuestra especie.

De esa realidad son deducibles algunas características y valoraciones de su unidad corpóreoespiritual en que consiste el denominado “principio vital humano”.

Como todo ser vivo, cada ser humano pertenece a su especie durante su ciclo vital completo. Esto es demostrado una vez más por el Dr. Gonzalo Herranz, que en su libro “El embrión ficticio”, publicó la demostración científica de su hipótesis en la que señaló que no es científicamente válida la base biológica sobre la que los bioéticos han asentado los argumentos que deniegan la dignidad ética del embrión humanos en sus primeros dias.

Cada ser humano es una unidad corporeoespiritual con un dinamismo perfeccionante que hace posible la coordinación de estos dos aspectos constitutivos en sus respectivas facultades, actos, partes y funciones.

En su aspecto material, el desarrollo humano depende del acierto en el modo como se apliquen las leyes de la física y la química. En lo espiritual, su plenitud en cuanto ser personal, depende de su adhesión actitudinal y práctica, a las leyes morales, que se sintetizan en el referente de la conciencia humana: “Haz todo el bien que puedas”, como condición irrenunciable para ser enteramente libre de lo que lo limitaría en la procura y el logro de su plenitud en cuanto unidad corporeoespiritual.

También expuso que la nueva forma de automovimiento que señala una identidad diferente a la de las células que le dieron origen material, por la que se autoorganiza y coordina todas sus partes y funciones, evidencia que estamos ante un nuevo “miembro de la familia humana”, como lo define a cada ser humano la Declaración Universal de los Derechos Humanos, y lo ratifica la Declaración Universal del Genoma Humano y los Derechos Humanos.

La vida abarca al ser personal corpóreo entero y su pleno desarrollo humano integral, incluyente y sostenible, que es la meta de cada uno, la familia –a esto se dedica la parte de la Bioética denominada “Biofamilia”-, y demás estructuras sociales.

La procura del pleno desarrollo humano, que también es la razón de ser y, por lo tanto, de cada decisión y acción en Salud Pública, es también el mejor argumento en el cuidado de la naturaleza, y debería trabajarse una visión prospectiva que se prolonga hasta el final de la historia.

Resumen de Nubia Leonor Posada González

23 9 2015

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *