Concepto técnico sobre la norma demandada, Ley 599 de 2000. Expediente D0014043 Respuesta a Oficio N.º 0200

Concepto técnico sobre la norma demandada, Ley 599 de 2000. Expediente D0014043 Respuesta a Oficio N.º 0200

No existe un acto más excluyente de un ser humano que el que hace imposible que siga viviendo, porque para un ser vivo, vivir es ser. Cuando es el ser humano el que lo solicita, lo que se evidencia es que no está siendo capaz de ser incluyente ni siquiera consigo mismo pero eso no significa que deje de tener el valor de su propia humanidad, aunque él mismo la menosprecie: ningún ser humano vale menos que los deseos de él y de terceros, respecto de sí mismo; todo ser humano vale por sí mismo, por eso nunca puede ser valorado como un mero medio para un fin, en este caso, ser destruido para dejar de sufrir, sino como un fin en sí mismo: por eso debe ser muy bien cuidado y cuidarse muy bien en lo que le sea posible, porque el sentido de su existencia no es la ausencia de sufrimiento, que es imposible en quien tiene una de las sensibilidades más finas entre los seres vivos, sino que la razón de ser una realidad corporal y espiritual, es alcanzar la mayor plenitud espiritual a través de lo que la dotación natural hace posible, sin menospreciar nunca el espíritu con argumento de las falencias y caducidad del cuerpo.

A través de el presente concepto, FUCEB expone:

  1. Las razones jurídicas y médicas
  2. Experiencia práctica de la existencia del espíritu humano y del aporte de la ayuda religiosa a los enfermos
  3. Justificaciones filosóficas
  4. Referentes antropológicos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *